Otra vez

En este sentido, los datos detallan nuevamente cómo se ha explicado el juego de Ivan Alejo, Takashi Inui, Kike García, Sergi Enrich, Dani Garcia o Joan Jordán. La SD Éibar es el equipo de la Liga que más robos produce en campo contrario, por encima del Fútbol Club Barcelona. En el último cuarto de campo, su presión y su dominio de la segunda jugada en la frontal explican dónde y cómo recupera y opera con la pelota el conjunto armero. Para ello siempre tiene dos maneras de salir jugando, una como alternativa a la contraria. En primer lugar, sus recepciones en banda están garantizadas en dos alturas, la del lateral y la del extremo, y siempre que se recibe se debe mirar hacia delante, es decir, rara vez el que recibe lo hace y luego piensa, sino toca muy rápido para cruzar divisoria y tener ventaja en la segunda altura, la de Alejo o Inui.
Tenemos todas las camisetas de tus equipos y selecciones favoritas para adulto y niño
Si en los costados el rival ha enfocado una defensa de igual intensidad y número, para que los extremos no jueguen de cara y se logre un cambio de orientación, la doble punta trabaja en el balón aéreo para que el poseedor encuentre una manera de escapar de la presión y buscar la jugada posterior al envío en largo. Todo tiene que ser muy rápido, no pararse ni esperar. Cuando el balón llega a banda y se acelera, es muy raro que se produzca un pase atrás para juntarse. Son los medios los que han de sumarse en la frontal para permitir un segundo ataque una vez se gana la profundidad. Y es así como, a pesar de que todos conozcan su juego y todos se adapten cuando visitan Ipurúa, el Éibar sigue siendo un equipo único.
Mendilibar es el entrenador de primera más parecido a todo lo que se mueve de 2ªB o tercera para abajo y él mismo recuerda muchas veces en entrevistas que de ahí es de donde viene. Su fútbol es un fútbol trabajado. De entrenar, repetir y corregir cada error que surge para que el domingo el partido salga bien y eso es de agradecer y de felicitar pq se merece todo lo bueno que le está pasando.
En Eibar parece que ha encontrado su sitio más que en ningún otro club y eso es bueno para el Eibar, para LaLiga y para él.
Camisetas de fútbol de selecciones nacionales del Mundial 2018, no te pierdas!
Aún el otro día leí unas declaraciones suyas hablando de que ahora en categorías inferiores se trabaja poco el centro, el remate, el ir de cabeza, el luchar cada balón pq todos quieren jugar a tenerla y se pierden cosas importantes en el camino.
De hecho, creo que en España cada vez hay más escasez de delanteros centros muy típicos en los 90 que remataban cualquier balón que merodease el área y que a Mendi en su fútbol le van tan bien.

Felicidades a todo Ecos por fijarse no sólo en los equipos grandes, sino en el fútbol como algo global y muy distinto a pesar de ser dentro de una misma liga.

Otra vez

La Sociedad Deportiva Éibar es uno de los equipos más característicos del campeonato español. Uno podría pensar que, en sentido estricto, cada equipo es único, que no hay dos iguales y que todos se forman y se desarrollan por futbolistas e ideas que les distinguen, pero seguramente sean los armeros quienes más distancias toman con sus posibles semejantes. No hay en España un equipo como el Éibar, desde sus condicionantes sociodeportivos hasta sus rasgos tácticos más identitarios. Un año más, en zona tranquila y desde el perfeccionamiento de su modelo, entrezmezclando ideas con nombres propios, sin desequilibrios en cuanto a importancia, José Luis Mendilibar ha vuelto a lograr que el Éibar no dude. Su mayor título es que nadie se cuestiona la idea.Compra en nuestra tienda online botas de fútbol, equipaciones oficiales.
Y podría entenderse que por momentos pudiera surgir alguna contradicción. Mismamente, en enero de este año, llegó a Ipurúa Fabián Orellana, un mediapunta que en sus mejores años jugaba a un ritmo muy alto, de la mano del ‘Toto’ Berizzo en Vigo, pero llegando a tierras vascas algo difuminado y más pausado que eléctrico. Para el Éibar, un conjunto construido de una manera más diferente que común a lo que podría ser un equipo de Orellana, la llegada del chileno fue una oportunidad para retroalimentarse. Porque lo esencial, era inamovible. Y lo ha sido, una vez más, durante la temporada 2017-2018. Más ‘Mendiléibar’ que nunca.
En una reciente entrevista reciente con la revista Panenka, Mendilíbar explicaba lo directo del fútbol del Éibar, una secuencia tan simple como efectiva que tiene su razón de ser en un campo que se abre para luego cerrarse y no dejarte jugar con comodidad
El balón al final atrae. Los defensas se fijan más en el balón que en el rival. El rival te hace un movimiento y el central puede llegar a interpretarlo, pero al segundo movimiento ya no le hace ni caso. Siempre les digo a los defensas: ‘hay una cosa en el terreno de juego que no se mueve nunca, la portería’. Por lo que siempre tengo que darle la espalda. El defensa tiene que estar viendo todo lo que llega, e incluso al mejor central del mundo le cuesta marcar un centro lateral porque el delantero llega en ventaja, pues es el que empieza el movimiento y obliga al defensa a adaptarse después. Si el balón va donde el delantero, el defensa poco tiene que hacer. Con buenos movimientos y buenos centros al área puedes llegar continuamente, y esto sirve para para acostumbrar a tus jugadores del centro del campo a llegar al área, pues llegando y no estando siempre pones en dificultades al rival. Es la forma más sencilla de crear peligro. Llevo 25 años entrenando, desde Preferente vengo haciendo lo mismo”.
Encuentra camisetas y equipaciones de la Liga: Real Madrid, Barcelona, Atletico de Madrid, Valencia, Sevilla.
En este sentido, los datos detallan nuevamente cómo se ha explicado el juego de Ivan Alejo, Takashi Inui, Kike García, Sergi Enrich, Dani Garcia o Joan Jordán
la del lateral y la del extremo, y siempre que se recibe se debe mirar hacia delante, es decir, rara vez el que recibe lo hace y luego piensa, sino toca muy rápido para cruzar divisoria y tener ventaja en la segunda altura, la de Alejo o Inui.

Falcao

Este viernes el DT del Mónaco, Leonardo Jardim, aseguró que el delantero de la Selección Colombia, Radamel Falcao, sufrió un hematoma luego del último encuentro. El entrenador aseguró que “probablemente no esté apto para el juego (domingo)”. El delantero aseguró que no hay “nada de que preocuparse”.
En su cuenta en twitter el colombiano aseguró, “Al final del partido ante Amiens me pegaron un rodillazo y tengo un hematoma en el muslo derecho. Nada de qué preocuparse”.
El entrenador monegasco aseguró sobre el goleador de la Selección Colombia, “Radamel Falcao sufrió un hematoma en el muslo derecho en el partido final y permanece en tratamiento”.
Falcao probablemente no esté apto para el juego (domingo) después de la contusión en el último juego, continúa el cuidado
Además agregó sobre el próximo encuentro del Mónaco, de este domingo contra el Caen, “Falcao probablemente no esté apto para el juego después de la contusión en el último juego, continúa el cuidado”.
Tenemos todas las camisetas de tus equipos y selecciones favoritas para adulto y niño
Cabe recordar que el colombiano el pasado 21 de abril el Mónaco, a través de su cuenta oficial, confirmó que el colombiano tuvo una contractura muscular, razón por la cual solo reaparición en el partido contra el Amiens.
Falcao García, descartado para la visita del Mónaco al Caen 
Este sábado el entrenador del Mónaco, Leonardo Jardim, dio la lista de 20 convocados para el encuentro de este domingo contra el Caen. El DT no convocó al delantero de la Selección Colombia, Falcao García. El colombiano había sido puesto en duda por el entrenador a causa de un hematoma en su muslo derecho.
me pegaron un rodillazo y tengo un hematoma en el muslo derecho. Nada de qué preocuparse
Este viernes el colombiano aseguró en su cuenta en twitter, “Al final del partido ante Amiens me pegaron un rodillazo y tengo un hematoma en el muslo derecho. Nada de qué preocuparse”.

El entrenador monegasco aseguró sobre el goleador de la Selección Colombia, “Falcao probablemente no esté apto para el juego después de la contusión en el último juego, continúa el cuidado”.
Camisetas de fútbol de selecciones nacionales del Mundial 2018, no te pierdas!
El colombiano el pasado 21 de abril tuvo una contractura muscular, razón por la cual solo reapareció en el partido contra el Amiens.
Al menos por un año más, Colombia seguirá contando solo con seis campeones de la Europa League, antigua Copa Uefa. A David Ospina no le alcanzó y se quedó sin la oportunidad de disputar la final de éste campeonato.
Arsenal, equipo del colombiano, cayó eliminado este jueves con Atlético de Madrid, que se quedó con la serie con un global de 2-1 (1-1 en la ida, en Londres. 1-0 en la vuelta, en Madrid).

Ospina intentó, pero no pudo evitar la eliminación de su club. Por lo menos por ahora, no podrá unirse a Faustino ‘Tino’ Asprilla (2), Amaranto Perea (2), Radamel Falcao García (2), James Rodríguez, Fredy Guarín y Carlos Bacca (2) como los campeones tricolores del torneo continental.
Durante la presente temporada de la Europa League, el arquero jugó 10 partidos: 4 en la fase de grupos, los dos de los dieciseisavos de final, los dos de octavos y los dos de las semifinales. 

En cuartos de final de pudo estar por una lesión que sufrió.Ganó 6 encuentros, perdió 3, empató 1 y le marcaron en 9 oportunidades.

La derrota del United

El Manchester United perdió 1-0 ante el Brighton y no pudo asegurar la segunda plaza de la Premier League, que aún podría cambiar de dueño si el cuadro de José Mourinho falla en los dos encuentros que debe disputar. Los locales confirmaron su permanencia en la Liga Premier.
El conjunto del técnico portugués tiene una renta de cinco puntos sobre el Liverpool y de seis sobre el Tottenham, que ha disputado un encuentro menos que el United (35). Con seis puntos en juego, el equipo de Mourinho aún no tienen el honor de ser el segundo por detrás del campeón, el Manchester City. 
Compra en nuestra tienda online botas de fútbol, equipaciones oficiales.
Parte de culpa la tiene el Brighton, que además aseguró su permanencia en la primera división de la Liga inglesa. El United, sin los lesionados Romelu Lukaku y Phil Jones, y con un equipo con los teóricos titulares, no pudo con su rival, que se adelantó con un gol del alemán Pascal Gross que necesitó la ayuda del VAR para certificar su validez.
El jugador germano remató de cabeza a bocajarro un centro desde la banda izquierda que sacó debajo de la línea un defensa del Manchester United. Después de la ayuda del videoarbitraje, se comprobó que la pelota había traspasado claramente la línea y el árbitro concedió el único tanto del partido en el minuto 57. 
Encuentra camisetas y equipaciones de la Liga: Real Madrid, Barcelona, Atletico de Madrid, Valencia, Sevilla.
Antes, al United le anularon un gol de Marouane Fellaini, Matthew Ryan evitó un gol de Paul Pogba tras un gran disparo del centrocampista francés y después, casi al final, Jesse Lingard pudo empatar con un remate que salió desviado cerca del poste derecho de la portería defendida por Ryan.
El Manchester United perdió 1-0 ante el Brighton y no pudo asegurar la segunda plaza de la Premier League, que aún podría cambiar de dueño si el cuadro de José Mourinho falla en los dos encuentros que debe disputar.
El conjunto del técnico portugués tiene una renta de cinco puntos sobre el Liverpool y de seis sobre el Tottenham, que ha disputado un encuentro menos que el United (35). Con seis puntos en juego, el equipo de Mourinho aún no tienen el honor de ser el segundo por detrás del campeón, el Manchester City.
Parte de culpa la tiene el Brighton, que no se jugaba nada y ofreció una victoria de prestigio a su afición. El United, sin los lesionados Romelu Lukaku y Phil Jones, y con un equipo con los teóricos titulares, no pudo con su rival, que se adelantó con un gol del alemán Pascal Gross que necesitó la ayuda del VAR para certificar su validez.
El jugador germano remató de cabeza a bocajarro un centro desde la banda izquierda que sacó debajo de la línea un defensa del Manchester United. Después de la ayuda del videoarbitraje, se comprobó que la pelota había traspasado claramente la línea y el árbitro concedió el único tanto del partido en el minuto 57.
Antes, al United le anularon un gol de Marouane Fellaini, Matthew Ryan evitó un gol de Paul Pogba tras un gran disparo del centrocampista francés y después, casi al final, Jesse Lingard pudo empatar con un remate que salió desviado cerca del poste derecho de la portería defendida por Ryan.

El nacimiento de una Estrella

En apenas unos meses, Marcelino García Toral se ha erigido en una certeza absoluta que ha cambiado por completo el día a día de un equipo que hasta hace nada dudaba de todo. Y sobre todo de sí mismo. El Valencia era un club perdido. Confundido. Sabía dónde quería llegar, pero no tenía ni la más remota idea de por qué, hiciese lo que hiciera, no se acercaba ni un milímetro a su objetivo. La frustración lo invadía todo. Cada jugada, cada fichaje, cada cambio. Y al igual que el dinero llama a dinero, el error llama a error. El Valencia CF entró así en una espiral negativa que desnaturalizó todo lo que sucedía a su alrededor. Nada era normal. Todo era excesivo.

Pero Marcelino, que entre sus muchas cualidades está la de ser un técnico capaz de hacer pasar por sencillo lo que en realidad no lo es, no ha tardado ni un par de partidos en devolver al club ché a un estado de naturalidad absolutamente anormal. Cierto es que Voro contribuyó mucho a ello en varios sentidos. La primera piedra es suya y justo es reconocerlo cada vez que toque. Pero lo que ha conseguido Garcia Toral sin “hacer nada fuera de lo común” era totalmente inconcebible hace unos meses. En parte porque el problema no era de entrenador.
Compra en nuestra tienda online botas de fútbol, equipaciones oficiales.
Era una cuestión mucho más compleja de la que ahora no queda nada, pues la realidad que el Valencia viene exhibiendo en La Liga no deja espacio para más.

Ayer, ante un Sevilla herido, el equipo che volvió a demostrar una claridad de ideas que incluso le hacen parecer más equipo de lo que ya es. La prueba del algodón es su crecimiento durante los partidos. Cuando la actividad y la concentración inicial disminuyen y es momento de ir resolviendo problemas, el Valencia de Marcelino comienza a subir el nivel de exigencia hasta desbordar al rival.
Encuentra camisetas y equipaciones de la Liga: Real Madrid, Barcelona, Atletico de Madrid, Valencia, Sevilla.
Y el tiempo se paró en el minuto 43 con el otro gran nombre de la noche. Gonçalo Guedes es el protagonista que necesitaba esta película de Marcelino. Sin Guedes en el equipo el guión iba a ser bueno, la historia seguiría siendo sólida y el reparto hubiera podido brillar igualmente, pero lo que convierte al Valencia en una producción aspirante a entrar en la Copa de Europa es su protagonista. El portugués es un futbolista con una capacidad increíble para conducir, driblar, asistir y finalizar. Todo esto le convierte en un ejecutor de contragolpes como no hay cinco en La Liga. Es coger el balón, verle con un par de metros de espacio y saber que la jugada va a acabar en ocasión. Da igual que parta desde su propio campo. Tiene condiciones físicas, técnicas y tácticas, porque lee muy bien todas las situaciones, para sostener cualquier acción. La jugada del segundo gol fue increíble. Casi irrepetible. Pero, sobre todo, fue coherente. Guedes “tiene” ese gol.

Pero como venimos diciendo en las últimas semanas, lo que más destaca de su participación no es su nivel individual, sino más bien cómo su simple presencia eleva -y encaja- el techo futbolístico de las partes y del todo. Ayer, además de su unión con Rodrigo, que es ahora mismo el vínculo más potente de La Liga, se vio a Carlos Soler muy cerca del portugués. Y eso sólo puede significar más buenas noticias. Porque Guedes es eso: un creador de buenas noticias.

Un Empate sin Espesura

La Serie A italiana atraviesa un momento muy competitivo. Sin poder aún pujar por los mejores jugadores del mundo, su día a día ha recuperado intensidad, color y variedad en muchos de sus mejores equipos. En la noche de ayer, en el imponente San Paolo, Nápoles e Inter de Milan empataron a cero realizando un encuentro muy completo; serio, rítmico, alternativo en el dominio, con recursos para desequilibrar y ajustar. En tiempos donde la ausencia de goles en el Calcio carece de un significado menos peyorativo, Sarri y Spalletti comandan dos proyectos de verdad que se expresaron con fidelidad ante un rival directo por los objetivos.
Camisetas oficiales, equipaciones completas, botas de fútbol, chandals, sudaderas y chaquetas.
El sistema del Nápoles, referencia continental por su brillantez y singularidad, conlleva un reconocimiento del rival con respecto a pasar muchas jugadas defendiendo el área y sus inmediaciones. Quizás no es tanto pasar mucho tiempo defendiendo tu propio campo, sino reaccionar al vértigo y los primeros toques que ponen al Nápoles ganando línea de fondo y cediendo atrás para la llegada de uno de los suyos. Todo sucede muy rápido, muy automático. Llegan en pocos toques y recuperan al instante. Hasta la propia Juventus ha tenido que tirar de su mejor nivel defensivo para salir a flote. Y el Inter cumplió con nota.

El ejercicio defensivo de los lombardos estuvo a la altura. Los hombres de Spalletti trabajaron muy bien la frontal y el lado débil del ataque. Cierto es que les costó poder atar en corto el lado fuerte, donde Insigne, Hamsik y Ghoulam dejaron combinaciones, a varias alturas -saliendo de presión alta, desbordando en los costados-, clásicas, precisas y brillantes. Una vez el Nápoles salía y generaba la ventaja, el Inter ajustaba. Y desde su fortaleza para taponar acciones posteriores a los regates y combinaciones napolitanas, comenzó a igualar la contienda.

La concentración de Skriniar y Miranda para cerrar el área pequeña, y las ayudas de Gagliardini y Vecino para cerrar la grande permitieron a los nerazzurri mantenerse dentro del partido y corresponder y contestar con transiciones a través de Candreva. Además, el rendimiento de su fase defensiva, teniendo en cuenta que enfrente tenía al equipo más veloz y ágil con la pelota, fue más que estimable.
Encuentra zapatillas y botas de fútbol baratas:Magista, Mercurial superfly, Tiempo.
En ataque, más simple y desde el despeje, Spalletti encontró hueco para dividir momentáneamente la posesión y mostrar determinadas armas que en Serie A dañan a cualquier equipo. Luciano, avispado en castigar espacios, juntó a Valero, mediapunta, sobre el interior diestro cuando recuperaba para poder lanzar a Candreva, a la espalda de Hamsik y Ghoulam, una medida efectiva que terminó quedándose huérfana ante el escaso partido de Perisic por la banda contraria. No encontraron el gol ninguno de los dos, pero fue un empate sin goles de los que realzan el nivel, un empate alejado de la espesura.

  No es nada fácil parar a posiblemente, uno de los mejores, si no el mejor de los jugadores del calcio, como paraba a Mertens casi cada vez que quería sobrepasarle, estoy con Abel, se viene algo muy grande en el mundo de los centrales.

Un Empate sin Espesura

La Serie A italiana atraviesa un momento muy competitivo. Sin poder aún pujar por los mejores jugadores del mundo, su día a día ha recuperado intensidad, color y variedad en muchos de sus mejores equipos. En la noche de ayer, en el imponente San Paolo, Nápoles e Inter de Milan empataron a cero realizando un encuentro muy completo; serio, rítmico, alternativo en el dominio, con recursos para desequilibrar y ajustar. En tiempos donde la ausencia de goles en el Calcio carece de un significado menos peyorativo, Sarri y Spalletti comandan dos proyectos de verdad que se expresaron con fidelidad ante un rival directo por los objetivos.
Encontrarás las novedades sobre camisetas de futbol de clubes y selecciones.
El sistema del Nápoles, referencia continental por su brillantez y singularidad, conlleva un reconocimiento del rival con respecto a pasar muchas jugadas defendiendo el área y sus inmediaciones. Quizás no es tanto pasar mucho tiempo defendiendo tu propio campo, sino reaccionar al vértigo y los primeros toques que ponen al Nápoles ganando línea de fondo y cediendo atrás para la llegada de uno de los suyos. Todo sucede muy rápido, muy automático. Llegan en pocos toques y recuperan al instante. Hasta la propia Juventus ha tenido que tirar de su mejor nivel defensivo para salir a flote. Y el Inter cumplió con nota.

El ejercicio defensivo de los lombardos estuvo a la altura. Los hombres de Spalletti trabajaron muy bien la frontal y el lado débil del ataque. Cierto es que les costó poder atar en corto el lado fuerte, donde Insigne, Hamsik y Ghoulam dejaron combinaciones, a varias alturas -saliendo de presión alta, desbordando en los costados-, clásicas, precisas y brillantes. Una vez el Nápoles salía y generaba la ventaja, el Inter ajustaba. Y desde su fortaleza para taponar acciones posteriores a los regates y combinaciones napolitanas, comenzó a igualar la contienda.
Encuentra las botas de futbol que mas se adapte a tus características
La concentración de Skriniar y Miranda para cerrar el área pequeña, y las ayudas de Gagliardini y Vecino para cerrar la grande permitieron a los nerazzurri mantenerse dentro del partido y corresponder y contestar con transiciones a través de Candreva. Además, el rendimiento de su fase defensiva, teniendo en cuenta que enfrente tenía al equipo más veloz y ágil con la pelota, fue más que estimable.

En ataque, más simple y desde el despeje, Spalletti encontró hueco para dividir momentáneamente la posesión y mostrar determinadas armas que en Serie A dañan a cualquier equipo. Luciano, avispado en castigar espacios, juntó a Valero, mediapunta, sobre el interior diestro cuando recuperaba para poder lanzar a Candreva, a la espalda de Hamsik y Ghoulam, una medida efectiva que terminó quedándose huérfana ante el escaso partido de Perisic por la banda contraria. No encontraron el gol ninguno de los dos, pero fue un empate sin goles de los que realzan el nivel, un empate alejado de la espesura.

  No es nada fácil parar a posiblemente, uno de los mejores, si no el mejor de los jugadores del calcio, como paraba a Mertens casi cada vez que quería sobrepasarle, estoy con Abel, se viene algo muy grande en el mundo de los centrales.

Algo Fundamental

El Sevilla de Eduardo Berizzo visita Mestalla en un momento delicado. La noche del pasado miércoles, en Moscú, sirvió para constatar que el técnico argentino necesita más tiempo, que anda tocando teclas que él entiende como fundamentales para hacer despegar su proyecto en el Ramón Sánchez Pizjuán. Uno de sus principales rasgos identitarios, que está intentando integrar y modificar, es la mentalidad de su centro del campo; introducir una idea, una manera de pensar y comprende la velocidad y la intención con la que debe jugarse en el segundo tercio del campo.
En ese sentido, como en casi cualquier zona del mismo que se analice, el Sevilla cuenta con numerosos y suficientes recursos para construir diferentes ritmos de juego. No obstante, el ‘Toto’ es un técnico que ha trasladado un ritmo concreto que se ha entendido como exitoso en su celta de Vigo. Para Berizzo, los centrocampistas deben acelerar el juego, no pausarlo. En esa negociación con las características propias de sus medios radicará el convencimiento de haber logrado lo que se busca. El Sevilla sigue enfrascado en integrar un ritmo ofensivo mucho más veloz que el mostrado. Camisetas de Fútbol de las Selecciones del Mundial 2018.
Guido Pizarro, Ever Banega, Steven N’zonzi, Michael Krohn-Delhi, Mudo Vázquez, Paulo Henrique Ganso y Pablo Sarabia son las siete opciones que maneja el ‘Toto’ para formar su mediocampo. Todos muy compatibles para formar múltiples formas y posiciones que tengan como nexo común el ritmo alto y acelerado. Berizzo es un técnico que quiere protagonismo pero no un excesivo control; quiere la pelota pero no de manera exhaustiva ni pausada. Berizzo anhela un ritmo lo suficientemente rápido como para que el oponente defienda tarde, llegando después a las bandas, donde está el desborde. Y dadas las características de Banega o N’zonzi, los jugadores de mayor jerarquía, los tiempos pueden alargarse. Argentino y francés son pasadores de ritmo medio, que necesitan descolgarse para, en segunda instancia, poder acelerar. Una cuestión, ésta, fundamental para que Berizzo pueda volar.
Berizzo quiere dinamismo en su centro del campoCamisetas de fútbol de selecciones nacionales del Mundial 2018, no te pierdas!
Eduardo ‘Toto’ Berizzo: “Tal vez estaban acostumbrados a un juego de más posesión, de control, de progreso en el campo metro a metro. Yo imagino un juego más dinámico, más de ida y vuelta. A veces cuando un equipo sale de una dirección técnica y entra en otra sufre un periodo de adaptación, de dejar de hacer lo que hacías y hacer lo que uno pretende, también las características de los mediocampistas influye, pero sea quien sea debe acelerar el juego en ataque. En ataque posicional no explotamos la velocidad de nuestros atacantes. Cuando nuestros atacantes corren y explotan en velocidad y desbordan… esa es nuestra idea”.
La liga española es la más injusta en cuanto al reparto del dinero. Por eso la disparidad de las plantillas. Con todo respeto para él leganes no creo bajo ningún punto de vista razonable alguien vaya a pagar una entrada para verlo por sobre ver a ibra, pogba, Herrera o cracks como Alexis Sánchez. Si el Sevilla tiene una gran plantilla no creo pueda perder 5 a 1 con un equipo ruso.

Alemania

Vamos a ponernos nostálgicos. Más que de costumbre. Vamos a hablar de inviernos extremos ejerciendo toda su crudeza sobre céspedes impracticables, de ocho calles de gélido tartán alejando a los protagonistas de la grada. De botas negras embetunadas, de pantalones ceñidos a medio muslo y embadurnados en barro y verdín. De cuando los colores de las camisetas no brillaban tanto y a los futbolistas había que distinguirlos por sus movimientos sobre el campo porque no los veíamos en Ultra HD en nuestras televisiones de cincuenta pulgadas. Vamos a volver a ese ambiente de la vieja Copa de Europa por el UHF de una pequeña televisión clandestina en blanco y negro. A cuando los grandes partidos eran excepción y se saboreaban como un bocado único. A cuando jugar en Alemania no era un compromiso ligero. Era ‘JUGAR EN ALEMANIA, UF’.
Tienda de camisetas baratas de futbol, nuevas camisetas del mundial 2018.
Cinco décadas de competición del Real Madrid por el continente arrojaron un muy reprochable balance de únicamente una victoria (que no fue lograda, atención, hasta el año 2000 en Leverkusen) y tres empates sobre suelo alemán en un total de veintidós visitas. Lo habitual era sucumbir ante el rodillo alemán y doblar la rodilla ante la temida fiereza teutona. El madridismo, y el fútbol europeo en general, vivía su particular batalla del bosque de Teutoburgo cada vez que tocaba jugar eliminatoria en Alemania. Los queruscos se vestían de Bayern, de Mönchengladbach, de Hamburgo o de Karlsruhe, pero el resultado era invariable. Arrasados, pisoteados, goleados con crueldad por la obra y gracia de un modelo futbolístico que acabó convirtiéndose en leyenda.
Pero los tiempos están cambiando. Aunque la Mannschaft brilla y el criadero de futbolistas trabaja a pleno rendimiento, los clubes alemanes son un poco menos alemanes, futbolísticamente hablando. El guión ha dado un giro argumental radical y las estructuras germánicas ya no gozan de la firmeza de antaño. En las cinco últimas temporadas, el Real Madrid ha aumentado
Encuentra zapatillas y botas de fútbol baratas:Magista, Mercurial superfly, Tiempo. notablemente su cotización en suelo germano. En sus siete últimas visitas, el saldo es de cuatro victorias contundentes (dos en Gelsenkirchen y otras dos en Múnich), dos derrotas (Dortmund y Wolfsburgo) y un empate (precisamente, en la última visita al Westfalenstadion, hace ahora un año), unos logros impensables hace apenas una década. El crecimiento y la supremacía europea del Real Madrid en este último lustro son incontestables incluso en suelo germano. Tal vez sea porque en Alemania la clase media futbolística, saqueada de forma sistemática no solo por el Bayern sino por el resto de los gigantes del continente, se ha visto debilitada seriamente en los últimos tiempos y el salto competitivo es demasiado notorio. O quizá la implantación masiva de futbolistas de otras nacionalidades, tan beneficiosa en otros aspectos, haya incidido de manera negativa en la forja y conservación de la marcada identidad y personalidad del fútbol alemán, la misma que en tantas otras ocasiones fue argumento más que suficiente para defender posiciones e infundir terror ante rivales de mayor peso específico. Alemania, lastrada por el fenómeno de la globalización futbolística y donde ganar es ya casi una costumbre, ya no es el infierno hecho fútbol. La Copa de Europa ya no es la Copa de Europa. Y tú y yo somos cada temporada un año más viejos.

Una historia de fútbol en Salzburgo

Muchos años antes de que Dietrich Mateschitz, empresario multidisciplinar y alma máter de Red Bull, decidiese que el fútbol podría ser un magnífico escaparate para su compañía de bebida energética, el balón ya rodaba en Salzburgo. De hecho, Mateschitz no había nacido aún cuando, en 1933, los dos equipos de fútbol existentes desde principios del sigo XX en la ciudad alpina, Rapid Salzburg y Salzburg Hertha, decidieron unirse bajo un mismo escudo y unos mismos colores, el blanco y el violeta, para alumbrar al SV Austria Salzburg.
Muy condicionado por el Anschluss de 1938, el Austria Salzburg no tuvo unos primeros años de vida precisamente sencillos. No consiguió debutar en la máxima categoría austriaca hasta la temporada 1953/54, convirtiéndose en un equipo ascensor durante las décadas de los años cincuenta y sesenta, permaneciendo muy alejado del potencial de los grandes equipos de la capital del país. Tuvieron que llegar los años setenta para que el principal equipo de Salzburgo viese como su historia, triste historia hasta la fecha, daba un giro radical para colocar a la entidad alpina en una trayectoria ascendente que, salvo un breve lapso a mediados de los años ochenta durante el que el club volvió a perder la categoría, no se ha visto alterada hasta nuestros días.

Pero la historia del principal club de fútbol de la ciudad de Salzburgo está marcada, en su era más actual, por una circunstancia muy particular. En apenas cuatro décadas, el equipo ha tenido hasta cuatro denominaciones diferentes, algo que no resulta infrecuente en una Bundesliga austriaca tradicionalmente muy explotada comercialmente y que acostumbra a ver cómo algunos de sus participantes adoptan en su denominación la marca comercial de su patrocinador, sin mayores limitaciones que el buen gusto y el respeto a la tradición del club en cuestión.
En Salzburgo primero fue la empresa del sector del juego Casinos Austria. Corría el año 1978, con el equipo recién ascendido a la Bundesliga austriaca, cuando el SV Austria Salzburg cambió su denominación oficial por la de Casino Salzburg. Bajo esa histórica denominación, el club alcanzó algunas de sus hazañas más recordadas. Fue finalista de la UEFA de 1994, cayendo en la final ante el Inter por un gol a cero, y conquistó los primeros títulos de su historia, alzándose con los campeonatos ligueros 93/94, 94/95 y 96/97. Más tarde, en la 97/98, el club vio como la denominación de Casino desaparecía de su nombre oficial para dejar su lugar a la de Wüstenrot Salzburg, gracias al acuerdo de patrocinio alcanzado con Wüstenrot-Gruppe, compañía dedicada a los servicios financieros y los seguros.
Tienda de camisetas de las Selecciones para el Mundial 2018, de alta calidad y al mejor precio.
Sin embargo, ninguno de aquellos dos cambios de denominación tuvo un significado tan profundo o tan polémico como el que se produjo en el año 2005, cuando a Dietrich Mateschitz se le ocurrió que el fútbol pasaba a ser una opción preferencial en su estrategia comercial de product placement deportivo para su marca de bebidas energéticas. Red Bull adquirió el histórico club alpino y no se limitó a ser un simple patrocinador como en su día lo fueron Casinos Austria o Wüstenrot-Gruppe. Quizá por ello, adoptó una serie de decisiones que supusieron un antes y un después con respecto a la relación de la hinchada con el club.
En primer lugar, Red Bull, nuevo propietario del club, decidió no reconocer los más de setenta años de historia de la entidad que acababa de adquirir. Se eliminó cualquier rastro del pasado, títulos y hazañas incluidos (aunque finalmente estos acabaron siendo incluidos de muy discreta manera en su web oficial), se cambió la denominación del club (Red Bull Salzburg), se enterraron los tradicionales colores blanco y violeta en detrimento de los colores de la empresa e incluso se diseñó un nuevo escudo, que no era sino el logo comercial del nuevo propietario. Sólo el chapucero añadido de una pelota de fútbol entre los dos habituales toros rojos permitía al aficionado distinguir aquel escudo como el de su histórico club. Como era de esperar, tal revolución no cayó nada bien entre la afición de Salzburgo.
Camisetas y equipaciones de la La Ligue 1 francesa: Paris Saint Germain, AS Mónaco, Marseille.
‘El Red Bull no puede ser violeta, si lo fuera no podríamos seguir llamándolo toro rojo‘, se excusaba Mateschitz ante la avalancha de quejas de los seguidores del equipo. De pronto, el asunto cromático pasó a ser de capital importancia. Apenas habían pasado unas semanas desde la adquisición del club por Red Bull cuando varios seguidores del Salzburg que portaban emblemas en los tradicionales colores blanco y violeta fueron expulsados de un amistoso de pretemporada por considerarlos ‘inapropiados’. Hasta tal punto llegaron las consecuencias del escaso calado de los nuevos colores de la entidad, que el propio club se vio en la tesitura de tener que regalar una camiseta del equipo a cada abonado, con el único fin de que el rojo y el blanco fuesen ganando sitio en el graderío al reivindicativo violeta.
El Red Bull Salzburg, que desde que cambiase de denominación ha conseguido convertirse en el firme dominador de la Bundesliga austriaca alzándose con cuatro títulos en ocho temporadas, sigue sin calar entre los aficionados del primigenio SV Austria Salzburg. Simplemente, y pese a contar con la fuerza de un importantísimo apoyo económico hasta la fecha desconocido para ellos, no ven el club como suyo, no se identifican con él. Cuentan con uno de los estadios más imponentes de Austria, cómo no, Red Bull Arena, con capacidad para más de treinta mil espectadores, pero rara vez llega a ocuparse más de un 50% del aforo total. Con todo, son muchos más de los que acuden cada dos semanas a animar al SV Austria Salzburg refundado, con su nombre, colores y escudo tradicionales, por un grupo de aficionados que no se resignaban a ver morir al club de su corazón bajo los millones de Red Bull. En apenas ocho años de existencia han conseguido ascender tres categorías en la escala del fútbol austriaco. Aún les quedan dos peldaños más, los dos más complicados, para poder medirse a su verdugo, pero prometen seguir dando guerra. Aunque sea por puro orgullo.
Puedes comprar camisetas del Salzburg y de cientos de clubes más en Classic Football Shirts, la tienda online especializada en camisetas de fútbol de todo el mundo.