Enfrentar al Madrid en su Tierra parte 6

Más que un partido, fue una constelación de estrellas. Obviando los pormenores tácticos, fue la calidad de los jugadores que estaban sobre el verde (quitando a uno de ellos, a quien el partido le quedó muy grande) la que definió el encuentro. Me pareció osado por parte de Zidane recurrir al sistema sin extremos: en él, a los laterales se les exige mucha proyección ofensiva para garantizar una cierta profundidad, teniendo el equipo parisino a dos de los 10 mejores jugadores del momento como extremos quizá no era a priori la mejor idea. De hecho, los centros laterales tras transición los que generaron la mayoría de las acciones de peligro visitantes. 
Camisetas oficiales, equipaciones completas, botas de fútbol, chandals, sudaderas y chaquetas.
Me faltó Di María entrando no más allá del minuto 70; en un jugador tan psicológico (para bien y para mal) como el rosarino un partido ante un ex-club del que no salió de forma ideal hace maravillas en cuanto a motivación. 

¿Los mejores? Los dos carrileros brasileños, tanto de uno como de otro equipo, que ya son leyendas de la competición y del fútbol contemporáneo. Muy interesante también el partido de Cavani, con desmarques cortos dentro del área impresionantes, y de Modric y Verrati, dos magos del balón.
Anoche escuché en Luces de Ciudad y estoy más cercano a la postura de Quintana con respecto al partido. El inicio del Real fue de mucha personalidad y de equipo que conoce la competición como el que más pero hasta el paso a 4-4-2 no me pareció tan superior al PSG (que dejó a deber en varias cosas). Para mi, la transición defensiva blanca no fue un aval sino más bien un problema. Básicamente por desorden y por basculación, que por otro lado son consecuencia del rombo y no es nuevo, pero contra un equipo que ataca por fuera con dos bichos me pareció que le estaba penalizando, ya digo, hasta que Zidane movió ficha. Y el PSG creo que dejó a deber porque, cuando le hacía llegar con ventaja el balón a Ney y Kylian no se cobró los goles que podría o se esperaba. Tuvo el contexto pero le faltó algo, supongo que grandeza (¿por Cavani, quizás?). 

En resumen, que yo creo que el Madrid fue claramente superior solo media hora, del 0 al 15 y del 75 al 90. En el resto creo que fue superior emocionalmente pero tácticamente no me pareció un gran Madrid. Pero claro, la Champions tiene estas cosas y al final hay intangibles que pesan más que muchos tangibles.
En el fútbol no hay quién lo entienda. Emery, que hace un cambio defensivo y mete a un lateral por el delantero centro, consigue meter más miedo, solo porque Dani Alves es uno de los jugadores de la Champions de los últimos 10 años. Para a Marcelo, y tiene calidad de sobra para jugar ahí. Como el año pasado hizo con la Juve en cuartos y semis.” “Joé macho, pues con ese doble lateral, y la entrada de Asensio, que lleva una temporada que se quedó en Agosto, los goles han venido por ese lado”. “Pffff, es que el fútbol no hay quién lo entienda, tío”. 
Encuentra zapatillas y botas de fútbol baratas:Magista, Mercurial superfly, Tiempo.
Y con eso me quedo. No es entendible que los goles viniesen por esa banda cuando el cambio de Emery era defensivo y ofensivo en sí mismo. No obstante, si yo fuese Emery, ayer no me voy del Bernabéu sin meter 20-25 minutos a Di María en el campo. 

La sensación que tuve cuando me enteré en su momento que Motta no podía jugar fue muy parecida a la que sentí en la Final de Champions del año 2000 cuando el Madrid se enfrentó al Valencia y Carboni estaba sancionado. No era uno de los 5 mejores hombres del equipo, pero era una vía por la que se podía ganar el partido. Bueno, pues ayer me pareció lo mismo. Motta no tiene suplente, y si fichas a Las es para ponerlo. Es cierto que hace mucho que no veo al ex madridista, pero con Francia -hasta su lesión antes del Europeo- era titular fijo. 

En definitiva, el 3-1 es menos remontable que previsible hasta el día de ayer. Así que esperaré con ansia la vuelta.